El encuentro

Una dirección de una casa de empeños y unas frases: A las 14:00(tirada de percepción, el reloj está parado)

—Perdone, he visto el reloj de la ventana. ¿Está en venta?

-—Pensaba que tal vez podría mejorar la oferta de otro comprador.

—Ciertamente. Necesito hablar con él.

Entrada secreta:
Las indicaciones: Son bastante minuciosas, aun cuando no lo fueran si lo es su descripción del destino final. Se trata de una tienda de antigüedades, pero el letrero la identifica como una casa de empeño en la que ofrecen dinero en metálico por tarjetas de crédito y bonos corporativos. Hay un reloj de cuco profusamente decorado que se halla en una ventana protegida con barrotes. Las manecillas están paradas a las dos en punto.
un arrugado anciano lee sentado el Intelligencer del mes anterior.
—Perdone, he visto el reloj de la ventana. ¿Está en venta?
Unos ojos grises te observan bajo enmarañadas ceja al trasluz de unas anticuadas gafas precariamente encaramadas en la punta de la nariz del hombre.
—Lo vendí ayer. ¿No ha visto la nota?
—Pensaba que tal vez podría mejorar la oferta de otro comprador.
—Tiene que hablar con el propietario.
—Ciertamente. Necesito hablar con él.
El viejo pone la mano debajo del mostrador, y en la pared posterior se abre, chirriante, una puerta. Os le parece oír también un chasquido, más tenue, procedente de la entrada principal, el sonido que haría al correrse un cerrojo.
—Adelante —lo invitó el hombre—. Siéntese y espere…

p. Aparece una mujer exuberante, embutida en un traje ajustado de cuero negro, sus uñas también pintadas de negro y su piel parece tener un tinte moreno aunque sus ojos denotan una ascendencia posiblemente asiática también. un olor dulzón inunda la sala en la que os hayáis p. Parece ser que tenemos algunos puntos en común. Un mutuo interés entre mi cliente y ustedes conocido como Avalon. Así que mi cliente que es un hombre muy razonable, que entiende lo difícil que puede resultar sobrevivir en un mundo hostil como es el de las sombras les invita a trabajar para el.

Toda la información que consigan sobre Avalon deberán hacérsela llegar. Y entre tanto les conseguirá trabajos bien remunerados y con la garantía de que nadie les expondrá a sorpresas inesperadas.

El encuentro

Avalon paredescandil paredescandil